¿Son reales las escorts universitarias?

Aunque para muchas personas es algo que no es real y que solo existe en las mentes de aquellos con más fantasías sexuales, lo cierto es que las escorts universitarias existen en realidad y son muchas las chicas que deciden realizar este tipo de trabajos durante su etapa de estudiantes universitarias.

Generalmente son escorts jóvenes de entre los 18 y los 25 años que cursan algún tipo de estudio universitario y que encuentran en el hecho de convertirse en escorts, una salida profesional temporal que les permite emanciparse y generar ingresos durante los años que duren los estudios.

Motivos por los que una universitaria se convierte en escort

Existen opiniones para todos los gustos y aunque muchas personas creen que no es una forma adecuada de generar ingresos y no lo consideran un trabajo al uso, lo cierto es que entre la gente joven el trabajo de escort se ve con mucha más naturalidad y normalidad que entre la gente adulta o más mayor.

Son muchas las chicas universitarias a lo largo y ancho de todo el país que se decantan por convertirse en escorts y lo hacen por diversos motivos personales. Existen las chicas que son escorts porque es un tipo de trabajo que les gusta realizar porque se sienten atraídas por un mundo liberal donde las relaciones sexuales es algo frecuente y asiduo; y existen también otro tipo de chicas que se dedican a este oficio porque lo ven como una importante fuente de ingresos de forma fácil y perfectamente compatible con los estudios.

En cualquier caso, lo más común es que estas chicas lleven su dedicación de forma íntima y personal y ni siquiera su entorno más cercano es consciente de que se dedican a ello. A pesar de ello, es un colectivo que poco a poco está consiguiendo una mayor visibilidad y muchas chicas no se ocultan por sentirse satisfechas con lo que hacen.

 

Como se puede comprobar, las escorts universitarias existen desde hace muchos años y son muchas las chicas que encuentran en esta dedicación una forma aceptable para conseguir ingresos.