Sexo Griego – Todo lo que deberías saber sobre el sexo Anal

¿Qué es el sexo griego?

El sexo griego también conocido como sexo anal consiste en penetrar el ano con el pene o bien

con un consolador. Cada vez son más las mujeres que disfrutan plenamente de toda su

sexualidad, incluyendo el sexo griego el cual resulta más placentero ya que la penetración anal

combinada con la estimulación vaginal desemboca en orgasmos increíbles. Actualmente en

nuestra sociedad, el sexo griego ha dejado de ser tabú y está convirtiéndose en una práctica

sexual habitual.

También en los hombres se ha convertido en una práctica cada vez más común y extendida ya

que al estimular la próstata, ya sea con los dedos o bien con un consolador, produce unas

erecciones muy importantes junto con una eyaculación excepcional.

En la antigua Grecia era un fenómeno habitual que los hombres mantuvieran relaciones

sexuales entre ellos, de esta manera se penetraban analmente tanto entre ellos como a sus

mujeres. Su práctica fue tan extendida que ha llegado hasta nuestros tiempos, es por eso que

recibe el nombre de sexo griego.

Actualmente el sexo anal está tomando relevancia tanto en parejas homosexuales como en

parejas heterosexuales. Hoy en día, afortunadamente son cada vez más los hombres y mujeres

que admiten disfrutar del sexo anal sin prejuicios, lo que conlleva a una relajación mental y un

mayor aumento del placer a la hora de mantener relaciones practicando sexo griego.

Consejos para practicar sexo griego

A continuación te damos algunos consejos útiles que puedes aplicar cuando vayas a practicar

sexo griego.

sexo griegoA diferencia de la vagina, el ano no lubrica de forma natural para facilitar la penetración. Los

músculos del ano cuando son estimulados tienen tendencia a dilatarse de forma natural, por lo

que además de una buena estimulación previa es recomendable hacer uso de lubricantes para

hacer que la penetración sea más suave y placentera, de este modo se minimizan los riesgos

de producir un desgarro o fisura.

Otra forma de estimular el ano para practicar sexo griego es mediante la masturbación anal,

que se practica con los dedos u otro objeto como un dildo o consolador, masajeando todo el

orificio de entrada mientras se masturban los genitales propios o de la pareja.

La masturbación anal se practica de forma indiferente tanto a hombres como a mujeres ya que

el ano contiene innumerables terminaciones nerviosas para ser estimuladas y en consecuencia

produzcan un placer inigualable.

Posturas para practicar sexo griego

Es ideal escoger las posturas más adecuadas para la práctica del sexo griego, ya que una buena

elección de la postura facilitará la penetración y hará que ambos miembros disfrutéis al

máximo.

Una de las posturas más placenteras y preferidas tanto por mujeres como hombres es estando

los dos de costado, uno detrás del otro, con lo que todo el cuerpo ésta en contacto con la

pareja y esto produce estímulos y sensaciones muy positivas para el sexo griego. En esta

postura la penetración no es muy profunda pero sí muy placentera ya que permite abrazar y

acariciar todo el cuerpo del otro miembro de la pareja mientras realizamos juegos de caricias y

besos al tiempo que se lleva a cabo el sexo griego.

La postura del perrito o doggy es de las más utilizadas por la mayoría de personas para

practicar sexo griego. Esta postura consiste en: apoyar las rodillas y los brazos en la cama,

cuanto más se arquee la espalda más expuesto queda el ano. De esta manera, quien penetra

estará detrás de rodillas o bien de pie en el suelo siendo quien domine por completo la

penetración. Esta postura es ideal para el sexo griego, ya que el ano tiende a estrecharse, por

lo que la persona penetrada recibirá un intenso placer y le proporcionará un orgasmo intenso y

duradero.

Por último, una de las posturas más utilizadas es sentarse encima del pene, bien estando de

espaldas o de cara. En el caso de que la mujer se siente de espaldas, el activo gozará de ver

como su pene entra y sale del ano de su compañera de juegos. Si la chica se sienta de cara, el

activo podrá ver la cara de placer de su compañera al mismo tiempo que podrá besar sus

labios, lamer su cuello y notar como sus pechos se frotan contra tu cuerpo. La penetración en

esta postura es muy profunda, pero en este caso la mujer es la que tiene el control del ritmo y

de la profundidad de penetración. Es muy placentera y poco molesta o dolorosa para la mujer,

así que es muy aconsejable para las primeras veces que se practica sexo griego.

Disfruta del sexo griego con nuestras escorts de lujo

Si quieres disfrutar de la increíble experiencia de disfrutar de un buen sexo griego, no puedes

perderte visitar los siguientes perfiles:

alicia griego barcelona

Alicia: preciosa e implicación al más alto nivel, con Alicia disfrutarás al máximo de un griego

profundo.

Vero: natural e inocente, Vero ofrece este excitante servicio de forma exclusiva para ti.

Nuria: culo perfecto, disfruta del espectacular cuerpo de esta escort y descubre lo que Nuria

reserva para ti.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *