14 Cosas que nadie te contó sobre el sexo

Hoy queremos hablarte de sexo, y de todas esas cosas que nadie te ha contado aún, pero que ocurren así. ¿Te animas a descubrir más?

14 Cosas que nadie te contó sobre el sexo

14 Cosas que nadie te contó sobre el sexo

  • El sexo no ocurre porque «SI».

Estamos muy acostumbrados a que en las películas dos personas completamente desconocidas se crucen por casualidad, y justamente en la siguiente escena ya aparecen en la cama, normalmente esto se suele hacer con el pretexto de… «Estaban hechos el uno para el otro». En la vida real, tener sexo cuesta un poco más de trabajo.

  • Hay veces que te excitas tanto, que te dejas prendas puestas (que no quedan nada bien…)

Y de repente miras a tu pareja sexual, y tiene puestos los calcetines, o tiene puesta exclusivamente la camiseta, sin pantalones ni calzoncillos, e interiormente piensas… ¿Me acabo de acostar con el pato Donald?

  • Sus testículos no son como los imaginabas.

Seguramente cuelgan más de lo que pensabas, tienen otra forma o color.

  • Muchas de las posturas del kamasutra, van a acabar con tus rodillas.

¿Muchas veces cuando tu intentas una postura, el intenta otra diferente? Te ha pasado, ¿Verdad?

  • El sexo es mucho mejor cuando estás sobrio.

Aunque lo reconocemos,  beber alcohol da más ganas de hacerlo, si vas [email protected] lo más normal es que no acabe bien, aparte que estando [email protected] es mucho más difícil concentrarse en lo que estás haciendo. Aparte que vas a tener mucha menos agilidad de la que tendrías normalmente.

  • Usa lubricante.

Usar lubricante te va a facilitar la vida, y aunque seas de ese tipo de persona que suele decir «no necesito lubricante» úsalo, el lubricante cambiará tu percepción del sexo.

  • Si no haces deporte normalmente, el sexo te agotará mucho antes.

No obstante, si sueles hacer deporte como por ejemplo yoga, vas a tener mucha más elasticidad, y por otro lado, disfrutarás más del sexo.

  • Si presionas demasiado el clítoris, puede llegar a ser desagradable, e incluso doloroso.

Muchos hombres este punto en concreto, no lo conocen, es por esto mismo que muchas veces cuando intentan masturbarte creen que tu clítoris es como el botón de su videoconsola.

  • Algunas veces, el sexo es bochornoso.

El caso de «yo traigo esto, tu pones aquello» en la realidad no suele ocurrir. En la vida real hay muchas posturas que son imposibles, o incomodas. En el sexo real muchas veces alguno de los dos se ríe en mitad del sexo, o simplemente se «abandona» el sexo a la mitad. Cuanto más cómoda te sientas con tu pareja sexual, mucho mejor irá todo, y te será más fácil llegar al orgasmo.

  • El «después» del sexo.

La cama blanca, limpia, impoluta con sábanas de hilo, ambos desayunando croissants, escuchando música… Seamos realistas, eso no es una escena de la vida real. Pensar en que va a tocar echar a suertes quien se va a levantar a por el vaso de agua, pasando frío, si lo es.

  • El momento de ponerse el condón.

La mayor parte de las veces es un momento un poco «raro» y embarazoso, y la mayor parte de las veces, no nos hablan de ese momento. Muchas veces mientras el chico se pone el condón, no sabemos donde mirar, o que hacer.

  • Cambiar mucho de postura, no siempre es buena idea.

Muchas veces, a no ser que hayas repetido muchas veces con esa persona, cambiar mucho de postura, no va a ser lo más recomendable. Puede ser que alguno se despiste, o que el pleno cambio se produzca cuando estás a punto de llegar al orgasmo.

  • Los accidentes… Ocurren.

Como por ejemplo, darle una patada en sus partes nobles sin querer, golpear la pared mientras tu estás encima, darle un codazo sin querer mientras te das la espalda…

  • Es muy posible que no lleguéis al orgasmo… ¡Juntos!

Llegar al orgasmo justamente al mismo tiempo, puede llevar mucha compenetración con tu pareja, práctica, comunicación…

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.