Consejos sexuales para hombres

Todo hombre quiere satisfacer a su pareja sexual, no obstante hay veces que los hombres se dejan guiar por instintos erróneos, y este tipo de «fallos» se ven incrementados cuando la mujer es aun menos experimentada que el.

Las mujeres tenemos ideas, fantasías y gustos algo diferentes a los de los hombres en cuanto a sexo se refiere, es por ello que para saber cómo satisfacer a una mujer, lo mejor es… ¡Preguntar a una mujer!  No obstante aun hoy existen muchos hombres que les da vergüenza preguntar este tipo de aspectos a su pareja sexual e incluso a sus amigas. Es por eso que nosotras queremos darte todos los consejos que necesitas.

Consejos sexuales para hombres

Consejos sexuales para hombres

Hoy queremos darte una serie de consejos sexuales que no solamente mejorarán tu vida sexual, sino que harán que tu pareja quede muy satisfecha.

Estos consejos se van a dividir en:

  • Información general.
  • Juegos pre-coitales.
  • Sexo oral. 
  • Sexo anal.

Obviamente una relación sexual maravillosa tiene otros muchos aspectos implícitos, y es que la sexualidad femenina es muy compleja, no obstante estoy segura de que este artículo te ayudará a marcar un antes y después en tu vida sexual.

Información general que necesitas saber:

Antes de querer correr tendrás que aprender a caminar, en el caso de satisfacer a una mujer… ¡También! Lo mejor es que antes de buscar satisfacerla, conozcas perfectamente su anatomía. Ubica dónde se encuentra su clítoris, observa como se forman sus labios vaginales, el lugar exacto donde se produce la apertura de su vagina, si no sabes exáctamente donde tiene cada cosa, va a ser muy complicado estimularla de la mejor forma.

Después del cerebro el órgano sexual más importante para las mujeres es el clítoris, si no sabes estimularlo correctamente, no vas a lograre estimular a esa mujer de la mejor forma que podrías, si sabes cómo tocar su clítoris es posible que puedas llevarla al climax en cuestión de minutos.

Para tener un sexo inmejorable, debes tener una buena comunicación con esa persona, comparte con tu pareja sexual tanto fantasías como deseos, y pide que esta persona haga lo mismo, después de las relaciones sexuales pide que te cuente las cosas que la gustaron, y las cosas que no tanto.

Los besos son realmente importantes para la mayor parte de las mujeres, especialmente durante el sexo, siempre es recomendable empezar el acercamiento sexual con un apasionado beso.

Juegos Pre-Coitales o también llamado «Foreplay»

Los juegos pre-coitales para la mujer son muy muy muy importantes, no busques directamente la penetración, tómate el tiempo para estimular las diferentes zonas erógenas de la mujer, de esta forma conseguirás que se excite y lubrique mucho más, preparando su cuerpo perfectamente para la penetración. El sexo no solamente se reduce a la penetración y la eyaculación, Para la mayor parte de las mujeres, los juegos pre-coitales pueden llegar a ser tan importantes o incluso más que la penetración.

Hay muchas más zonas erógenas aparte de los genitales y los pechos de la mujer, y es que prácticamente todo el cuerpo de la mujer tiene zonas altamente eróticas. Prueba a descubrirlas poco a poco, orejas, cuello, brazos, manos, espalda, muslos, pies, labios cara… ¡Descúbrelos tu mismo!

El pecho de las mujeres es muy sensible, trátalos con delicadeza, no los aprietes, ni muerdas con excesiva fuerza. Por otro lado todo el pecho tiene una gran sensibilidad no solamente el pezón. Los besos y caricias por todo el pecho ofrece sensaciones placenteras y excitantes a la mujer.

Si vas a estimular manualmente el clítoris, hazlo con delicadeza, el clítoris es tan o igual más sensible que el glande del hombre, algunas mujeres no toleran la estimulación directamente a menos que estén muy muy excitadas. Intenta tocar primero las zonas que se encuentran alrededor del clítoris y según se vaya excitando, vete acercándote más al clítoris. No olvides tampoco que si vas a estimular de forma manual el clítoris es importante que toda la zona genital esté lubricada, si no… Es posible que le causes dolor, también puedes probar a estimular los genitales, esto va a ayudarla a excitarse y lubricará más por si misma.

Si vas a introducir tus dedos en su vagina, intenta que esta esté lubricada, en el caso de que no lo esté puedes causarla dolor. Introducir demasiados dedos a la vez también puede causar dolor, si no estás seguro de cuantos dedos puedes introducirle, prueba a ir introduciendo uno a uno.

Por otro lado,  ¡Recuerda! Tus manos deben de estar limpias ya que en caso contrario puedes provocarla una infección.

Sexo Oral o «Fellatio»

Si tu pareja sexual no quiere hacerte sexo oral, ¡Respeta su decisión! no introduzcas tu pene en su boca por la fuerza.

Por otro lado, si tu pareja no quiere tragar tu semen, antes de eyacular, avísala. No intentes sorprenderla y luego decirla que no te diste cuenta.

Cuando te esté haciendo sexo oral, no fuerces su cabeza hacia tu pene, intenta dejar que ella lleve su propio ritmo, este tipo de cosas podría hacer que sus dientes rocen con tu pene, haciendo que sientas dolor e incluso pudiendo provocarte heridas.

Si tu pareja sexual se está dirigiendo hacia tu pene, deja que se tome su tiempo para llegar.

Obviamente no asumas que alguien «debe» hacerte sexo oral si tu pene no está en condiciones 100% higiénicas, ya que puede tener un olor muy fuerte, antes de querer recibir sexo oral asegúrate de que tu pene está impecable.

Sexo Oral o «Cunnilingus»

No a todas las mujeres les gusta esta práctica, si no estás seguro de si la gusta o no, ¡Pregúntaselo!. Por otro lado, como hemos comentado anteriormente el clítoris es muy sensible, durante el sexo oral no vayas diréctamente hacia el clítoris, procura besar las zonas cercanas a el, y posteriormente y poco a poco dirígete a el. Una de las claves fundamentales es comenzar de forma lenta y fijarte en el lenguaje corporal de tu pareja, según se vaya excitando puedes estimularlo con más intensidad.

El sexo oral puede ser muy placentero, y exáctamente igual que en el caso de los hombres, se puede llegar al orgasmo.

A algunas mujeres les resulta muy fácil llegar al orgasmo con el sexo oral, a otras les cuesta mucho tiempo y para otras es imposible, a veces es mejor limitar el tiempo que le dedicamos al sexo oral a algo más prudencial. Si quiere que sigas, te lo hará saber.

Cuando le hagas sexo oral a una mujer, no solo debes estimular su clítoris, sino también sus labios vaginales, e incluso puedes probar a introducir tu lengua en su vagina.

Por otro lado, aunque pueda sonarte bien, no soples en el interior de la vagina, si se acumula aire se puede producir una distensión del fondo vaginal.

Prueba a complementar el sexo oral estimulándola con tus manos, puedes probar a introducir un dedo en su vagina, o usar las manos para separar sus labios vaginales, también puedes acariciar sus pechos mientras la practicas sexo oral. Las opciones son infinitas.

Coito

Nunca penetres a una mujer hasta que se encuentre bien lubricada, toda la excitación que tengas en ese momento se puede estropear por el dolor que la estás provocando a ella. Si tu pareja sexual tiene problemas para lubricar puedes usar un lubricante artificial.

Si tienes problemas de eyaculación precoz no busques excusas ni culpes a nadie, ve directamente al médico para que te ayude a solucionar ese problema.

Prueba diferentes posiciones, cada postura sexual va a estimular de una forma diferente a tu pareja. De esta forma podréis llegar a la que más os gusta.

No seas rudo con tu pareja a menos que sepas que a esa persona le gusta ese tipo de práctica sexual.

¿Tu pareja sexual tiene problemas para llegar al orgasmo? Anímala para que se ponga encima de ti, de esta forma conseguirá una estimulación del clítoris mayor, y a su vez logrará un mayor control de la penetración.

¿Te aburres de tener sexo siempre en los mismos lugares? Usa tu imaginación y no dejes que la rutina forme parte de tu vida sexual.

Sexo Anal

Si tu pareja no quiere practicar sexo anal por el motivo que sea, ¡Respétala!

Si tu pareja sexual si está de acuerdo con practicar sexo anal, sólamente hay 3 reglas a seguir:

  • Utiliza lubricante a base de agua, y utiliza todo el que necesitéis, esta parte del cuerpo, no cuenta con lubricación propia como en el caso de la vagina. Si usáis poco lubricante la penetración será dolorosa.
  • Usa siempre preservativo, con la penetración anal es aún más posible los contagios de VIH, debido a que durante el sexo anal se producen micro-heridas.
  • La paciencia y la comunicación, ¡fundamental! Si intentáis correr es posible que el sexo anal se convierta en doloroso y que le cause desgarros a tu pareja, procura ir poco a poco y también intenta estar pendiente de tu pareja.

Nunca penetres la vagina después de haber tenido sexo anal, antes de eso limpia el pene y la base con agua y jabón, si no lo hicieses podrías causarle una grave infección vaginal a tu pareja.

Para hacer el sexo anal aún más placentero, estimula simultáneamente el clítoris.

¿Te animas a poner en práctica estos consejos?

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.