Descubre más sobre el mundo del BDSM

Muchas veces el mundo del BDSM se malinterpreta, es temido, o suena perturbador, las prácticas de bdsm suelen generar diferentes reacciones. Hoy te queremosDescubre más sobre el mundo del BDSM para que puedas saber más y empezar a disfrutar de estas prácticas de placer no tan convencional.

bdsm

Descubre más sobre el mundo del BDSM

Lo primero que debemos saber sobre el BDSM es que es un término que muchas veces se utiliza de forma equivocada como sinónimo de sadomasoquismo. Dando muchas veces nombre a lo que hoy se considera una subcultura dentro de las personas que efectúan estas prácticas.

Realmente el BDSM se asocia de forma intima a la cultura del cuero o «leather», y la propia sigla del BDSM, realmente responde a «Bondage, disciplina, sado y masoquismo» a su vez también contempla otros términos como «dominación» y «sumisión», de esta forma se agregan otras dos variantes a esta práctica.

Hay una creencia muy extendida que piensa que el BDSM solamente se basa en infligir y provocar dolor, no obstante es un mundo que intelectualmente, estéticamente y eróticamente es muy rico y complejo.

La práctica del BDSM

Cada práctica dentro del mundo del BDSM tiene un significado más profundo de lo que podría parecer. Cuando un dominante «castiga» a un sumiso, eso no termina ahí, ese mismo acto conlleva también un acto erótico, y también manifiesta la entrega de una persona hacia la otra, esto también incluye un acto de aceptación, responsabilidad, protección y cuidado por parte del dominante al sumiso. Aparte de todas las prácticas que engloba el BDSM las cuales son prácticamente infinitas, el BDSM es un concepto, una filosofía global donde se busca el placer.

¿Qué es el R.A.C.K?

El R.A.C.K es un concepto que surge en los años 90, el cual es un acrónimo de «Risk Aware consensual Kink» (Riesgo asumido y consensuado para prácticas de sexualidad alternativa), este término pone el acento en la responsabilidad de los practicantes de BDSM, con responsabilidad informada, consensuada y asumiendo los riesgos de la actividad.

Por otro lado la SSC  se concibe con el fin de trazar una línea divisoria entre los malos tratos / la violencia de género y prácticas sexuales alternativas.

El cuidado y el respeto en el BDSM

No se debe de confundir la «tortura» y «humillación» con la falta de respeto. Todo lo que se hace en prácticas de BDSM son acciones que están previamente consensuadas y habladas, y que además se practican en un marco de seguridad. En las relaciones BDSM hay que tener especial cuidado y respeto. El dominante debe asumir esas responsabilidades y prestar especial atención al bienestar del sumiso, ya que este queda totalmente en sus manos.

Es por eso que en las relaciones de BDSM la confianza es algo fundamental. El bdsm no es «improvisación» ni se basa en el «dolor», sino que requiere mucha meditación, planificación, control, precaución, consideración…

Las comunidades asociadas al BDSM ponen especial énfasis en que se produzcan prácticas seguras «Safe» (es decir que se tenga el conocimiento necesario para su desarrollo y el material que se utiliza y se prevengan los riesgos que puedan ocurrir), Sensatas «Sane» (que todos los integrantes razonen correctamente y no estén alterados por drogas, bebidas, y que se realicen prácticas acordes a la experiencia que tenga cada participante, sabiendo hacer la gran diferencia entre fantasía y realidad), consensuada «consensual» (los participantes deben de estar de acuerdo tanto en la forma como en la intensidad con la que las prácticas se van a realizar, y también deberán rescindirse en cualquier momento).

Los roles del BDSM

En el BDSM hay dos roles fundamentales:

  • Dominante (también llamado «top» o «activo»)
  • Sumiso (también llamado «bottom» o «pasivo»)

¿En qué se diferencian? El dominante es quien disfruta de este tipo de prácticas manteniendo la iniciativa y el control de la acción, y la parte sumisa es quien obtiene el placer al entregarse en manos del dominante, y que este le dirija.

¿Quieres conocer a nuestra dómina BDSM?

 

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.