El orgasmo masculino, mucho más complejo de lo que puede parecer

Victoria Baro
Comentarios desactivados en El orgasmo masculino, mucho más complejo de lo que puede parecer

Cuando se habla de orgasmos en la mayoría de las ocasiones se hace referencia al femenino, que siempre resulta más difícil de conseguir. Esto hace que muchas veces el orgasmo masculino sea considerado como algo fácil de conseguir y que por tanto no tiene importancia. Sin embargo, no es así.

Orgasmo y eyaculación no siempre van unidos

Cuando se habla de orgasmo masculino mucha gente da por hecho que si un hombre tiene un orgasmo eyaculará, pero esto no es siempre así. Cierto es que en la mayoría de los casos el orgasmo produce la eyaculación, pero también hay hombres que son capaces de alcanzar el clímax sin llegar a eyacular.

Pero esto no es sencillo, para conseguirlo hay que llegar a ser un experto en sexo tántrico. La gran ventaja de ello es que, si consigues alcanzar el orgasmo sin eyacular, puedes llegar a ser un hombre multiorgásmico.

Pero ojo, lo que se conoce como orgasmo seco no siempre es debido a un control total sobre el cuerpo, en algunos casos puede ser indicativo de patologías como la depresión o un efecto secundario causado por ciertos medicamentos o por intervenciones en la próstata o en la vejiga.

¿Mejor durante el sexo o la masturbación?

Sí, sobre esto también se ha hecho un estudio. La conclusión es que los orgasmos son de mayor calidad si se experimentan durante la práctica sexual que si se experimentan durante la masturbación. Y esto en realidad tiene una razón científica de ser, al mantener relaciones sexuales se libera hasta 400 veces más prolactina que durante la masturbación, lo que provoca que el orgasmo sea experimentado como algo mucho más placentero.

 

¿Se parecen el orgasmo masculino y el femenino?

Un hombre nunca va a poder saber lo que experimenta una mujer durante el orgasmo y viceversa, pero los expertos dicen que en realidad no hay tanta diferencia entre unos y otros. Además, el orgasmo puede ser diferente en cada persona con independencia de su sexo.

Eso sí, lo que parece claro es que el orgasmo masculino siempre tiende a durar algo menos que el femenino.

Los puntos que pueden mejorar tu placer

En el cuerpo de los hombres también existen puntos que si son debidamente estimulados pueden dar lugar a un clímax más intenso. El más popular de ellos es conocido como Punto P o Punto R, el equivalente al Punto G femenino.

Su inconveniente es que se encuentra en la próstata y sólo se puede acceder a ella a través del recto. Precisamente por ello, es bueno dejar atrás viejos tabúes y empezar a experimentar nuevas sensaciones, seguro que no te arrepientes.

Otro lugar interesante es el Punto F, que está ubicado en el frenillo y que produce una gran sensación de placer cuando es estimulado. Pero no todo es cuestión de genitales, el Punto C está  en el lóbulo de la oreja y es una de las zonas más erógenas del cuerpo debido a que cuenta con un gran número de terminaciones nerviosas.

 

¿Existe la anorgasmia masculina?

Lamentamos tener que decirte que sí, hay hombres que no son capaces de alcanzar el clímax. En algunas ocasiones esa anorgasmia es parcial, de modo que el hombre puede tener orgasmos mientras se masturba pero no mientras mantiene relaciones sexuales.

Detrás de este fenómeno pueden estar cuestiones físicas o psicológicas. Lo mejor es no agobiarse y ponerse en manos de profesionales para solucionar el problema.

Tus orgasmos previenen el cáncer

Por sí el placer obtenido con ellos no es suficiente para que valores como se merecen a tus orgasmos, recuerda que un estudio de la American Urological Association descubrió que el riesgo de padecer cáncer de próstata era un 20% menos en aquellos hombres que eyaculaban a menudo. Así que… ¡cuida tu salud!